Cirugía oral

Los mejores profesionales

Somos una clínica dental con una amplia experiencia y cualificación en esta especialidad. A partir de la información proporcionada por el escáner, se lleva a cabo un diagnóstico preciso y se prepara una exhaustiva planificación computarizada. Posteriormente, por medio de técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas, se reconstruyen dientes, maxilares, estructura bucal y se colocan implantes. Nuestros amplios conocimientos en cirugía unidos a la tecnología más avanzada consiguen que logremos los mejores resultados con el mayor confort y ausencia de dolor para el paciente.

Cirugía Navegada

La cirugía navegada para implantología oral es el equivalente a usar un GPS cuando estamos conduciendo. 

Reproducir vídeo

¿Cómo es el proceso completo con el X-Guide?

Esta nueva tecnología llamada X-GUIDE nos permite conectar la planificación realizada en el ordenador con la boca del paciente en tiempo real. Es decir, nos ayuda a tener mayor precisión durante la cirugía.

En primer lugar se realiza un escáner al paciente con un dispositivo especial colocado en su boca, que nos permitirá interrelacionar la planificación realizada del escáner con el hueso sobre el que estamos trabajando en tiempo real. Esto conlleva un resultado mucho más exacto que cualquier otro tipo de tecnología empleada hasta el momento en cirugía oral, ya que nuestro implante quedará perfectamente colocado en la posición, angulación y profundidad que hemos planificado previamente con una exactitud del 99%.

¿Qué ventajas supone para el paciente?

La principal característica de la cirugía navegada X-Guide es la precisión, por lo que evitaremos riesgos como la posible lesión del nervio dentario, daño del seno maxilar, perforación de hueso o lesión de dientes próximos a los implantes.

Otra ventaja es que se trata de una cirugía muy controlada que nos va a ayudar a prácticamente no abrir la encía, por lo que la intervención pasa a ser más confortable y, en casos extremos, puede evitar la necesidad de realizar injertos, suponiendo un máximo aprovechamiento del hueso disponible. Es decir, se trata de un método de trabajo mínimamente invasivo.

A diferencia de la cirugía guiada, que requiere de planificación y la fabricación de una guía que hay que esperar durante unos días, la navegación permite realizar la cirugía de forma inmediata, sin esperas y con el máximo confort y sin dolor, gracias a la sedación del paciente.

Nuestros procesos quirúrgicos guiados

Elevación del seno maxilar

La elevación de seno es una técnica quirúrgica cuyo objetivo es aumentar el hueso en la arcada superior de la boca. De este modo, se pueden colocar implantes dentales cuando el paciente no tiene suficiente altura o volumen óseo. 

Extracción de cordales

Esta técnica consiste en utilizar anestésico local para anestesiar la zona que rodea al diente a extraer. Gracias a ello, el paciente no nota dolor ni molestias, y se puede proceder a la extracción de la pieza dental en cuestión.

Regeneración tisular

Este procedimiento quirúrgico consiste en regenerar los tejidos periodontales en casos en los que los daños producidos no pueden corregirse mediante tratamientos convencionales debido a que la enfermedad se encuentra en una fase avanzada.

Lateralización del nervio dentario

Se trata de una exitosa técnica, que ha sido muy utilizada debido a que en algunos casos, especialmente en mandíbulas atróficas posteriores, es el único tratamiento que permite conseguir una prótesis fija a los pacientes.

Extracción de restos radiculares

Se trata de una pequeña intervención quirúrgica enfocada a casos en los que se requiera la extracción de piezas dentales destruídas, ya sea por sintomatología o por indicación ortodóncica, y que no conlleva grandes molestias ni supone riesgos.

Extirpación de quistes

La aparición de quistes dentales es bastante frecuente y su extirpación es un procedimiento rápido e indoloro para el que normalmente se utiliza anestesia local y en cuyo postoperatorio pueden aparecer edemas y ligeras molestias.

Apicectomías

Estas intervenciones se realizan cuando el paciente sufre un proceso infeccioso avanzado que afecta a la raíz del diente y a las zonas circundantes a la pieza, lo que resulta muy doloroso, y no se puede solucionar mediante otro tipo de proceso.

Injertos óseos

Este procedimiento consiste en la agregación de un injerto en la zona de los maxilares en la que previamente había una pieza dental, con el fin de volver a formar el hueso. Existen diferentes tipos de injertos, en base a las necesidades de cada caso. 

Distracción alveolar

Se trata de una alternativa a la regeneración ósea para la reconstrucción de rebordes alveolares atróficos, basada en la formación de un callo óseo con capacidad osteogénica en el hueso a tratar, con el fin de conseguir su remodelación y producción de hueso. 

Las mejores Instalaciones para tu confort